Iglesia de Valparaíso trabajando para el Sínodo de los Obispos.


Representantes de parroquias, colegios, sacerdotes, religiosas y laicos llegaron hasta el colegio Seminario San Rafael de Valparaíso para empaparse del Sínodo de los Obispos que el Papa Francisco convocó para octubre del año 2018. La temática será “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” y todos estamos llamados como Iglesia a participar de la etapa preparatoria que estamos viviendo. El Colegio Compañía de María Viña fue representado por la Profesora Sylvia Llanos y el Profesor Carlos Alberto Plaza, Subdirector de Pastoral.

 

El sábado recién pasado, se inició el trabajo Sinodal, con la presentación histórica sobre los Sínodos en la Iglesia que efectuó el padre Paulo Lizama, Asesor Diocesano de la Pastoral Juvenil. En ella se refirió al origen de los Sínodos, los temas que se han abordados, quiénes están convocados a participar. También resaltó partes del documento de trabajo que fue enviado en enero de este año: “La Iglesia ha decidido interrogarse sobre cómo acompañar a los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada al amor y a la vida en plenitud, y también para pedir a los mismos jóvenes que la ayuden a identificar las modalidades más eficaces de hoy para anunciar la Buena Noticia. A través de los jóvenes la Iglesia podrá percibir la voz del Señor que resuena hoy”.

Tras compartir un café, el padre Paulo realizó una acción de gracias por el tiempo del Sínodo y pidió al Espíritu Santo para que nos acompañará en el momento del trabajo grupal. En esa instancia compartieron dos preguntas: ¿Los jóvenes necesitan a la Iglesia? y ¿La Iglesia necesita a los jóvenes? El plenario fue guiado por el padre Jorge Martínez, secretario ejecutivo de Vicaría Pastoral.

Junto a ello, el padre Jorge les contó cómo será proceso diocesano del Sínodo: “Habrá cinco etapas, la primera es la confirmación de los equipos en cada una de las comunidades parroquiales, educativas y de movimientos laicales. En cada comunidad deberá crearse un equipo de dos personas que serán quienes animen a su comunidad en el tema del Sínodo”.

La segunda etapa será en los meses de junio y julio en que se trabajará con las bases. “En dos semanas estarán listas unas fichas de trabajo con el cuestionario para ser respondido por cada comunidad. La síntesis de ese trabajo tendrá que enviarse a Vicaría Pastoral”.

La tercera etapa será la Asamblea Diocesana que se hará en agosto. En ella se presentará la síntesis de los aportes de todas las comunidades. Este documento será revisado por la asamblea y se someterá a su aprobación. La cuarta etapa, que es en septiembre, es el envío del documento a la Conferencia Episcopal de Chile, quien deberá hacer la síntesis de lo recibido de parte de las diócesis y enviar a Roma el documento que nos represente como país.

En octubre viviremos la quinta etapa, que serán los Encuentros decanales donde trabajaremos el documento enviado por la Diócesis.

La jornada finalizó con un momento de oración por este proceso sinodal y se entregó a los presentes parte del material que se trabajará en las comunidades.