Nuestra Semana Santa en Comunidad.

La Semana Santa, es la Semana más importante de la celebración del misterio cristiano porque en ella se conmemoran, se celebran en la actualidad de nuestras vidas, los acontecimientos últimos de la vida de Cristo.

Como Colegio realizamos varios momentos significativos  durante estos días:

Eucaristía de Ramos:

Celebrada por el Padre Rafael Osorio, Vicario Pastoral Diocesano, quien bendijo los ramos de los participantes y realizó un hermoso envío a los Delegados de Pastoral de Padres y Estudiantes, recordándoles que tienen una gran misión con sus cursos.

 Pre Básico y Liturgia de Ramos:

Lunes Santo:

La Oración Comunitaria fue dedicada a la Contemplación de la Cruz.

Martes Santo:

Detuvimos nuestras actividades unos minutos para reflexionar en torno al Dolor: acompañamos a Jesús en su vía crucis, lo vemos caer y levantarse. Hoy, esos dolores se hacen presentes en nuestras vidas, lo importante, es levantarse al igual que Jesús. Escuchamos cuatro hermosos testimonios de jóvenes de Educación Media, quienes respondieron la pregunta ¿Cuáles son los dolores de los jóvenes de hoy? ¿Cómo los superan?

Miércoles Santo:

La oración del inicio de las actividades escolares fue dedicada a compartir el Pan de la Amistad: Cada curso recibió un Pan y una vela, los Delegado de Pastoral junto a los profesores de asignatura, dirigieron la oración y dieron gracias por la amistad, luego compartieron el pan y rezaron juntos El Padre Nuestro.

Jueves Santo:

Los Educadores vivieron su tradicional retiro, con el tema: El Servicio, desde la mirada de la Orden Compañía de María, a cargo de la Hermana Olga Cortés, odn.

Lunes de Pascua:

Los Cursos de Pre Básica a Primer Ciclo celebraron en sus salas de clases con dos reflexiones: Pintar la Resurrección y la alegría del Jesús Resucitado a través de los huevitos pascuales. Segundo Ciclo a Educación Media  asistieron a la Eucaristía de Pascua, presidida por nuestro Capellán Padre Sergio Barría Lorca. Ingresó el Cirio Pascual a cargo de los Delegados de Pastoral, ofrecimos en el ofertorio una planta junto a una guitarra para recordar que el presente año motivaremos el valor de la Alegría.